logo
  • Clínica Rusadir (Melilla)
    662 69 17 00
  • Clínica Septem (Ceuta)
    856 201 446

Derechos

• Recibir atención sanitaria en condiciones de igualdad, sin que pueda ser objeto de discriminación por razón alguna, respetando su personalidad, dignidad humana e intimidad.
• Recibir información en lenguaje comprensible usted, sus familiares o allegados de todo lo relacionado con su proceso, incluyendo diagnóstico, tratamiento, pronóstico, tiempo previsible de estancia en caso de ingreso y alternativas de tratamiento.
• Recibir información clara y comprensible ante tratamientos, procedimientos quirúrgicos y pruebas diagnósticas que entrañen riesgos, antes de la obtención de su consentimiento por escrito de acuerdo a lo establecido en la Ley 41/2002 básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.
• Elegir entre las opciones que le presente su médico, siendo preciso el previo consentimiento escrito para la realización de cualquier intervención sanitaria.
• El paciente tiene derecho a negarse a recibir tratamiento, debiendo para ello firmar el alta voluntaria.
• Que se mantenga la confidencialidad de toda la información relacionada con su atención en cualquier centro sanitario; así como acceder a los datos personales obtenidos durante la misma.
• Que quede constancia escrita o en soporte técnico adecuado de su proceso, guardando la información en su historia clínica.
• Acceder a su historia clínica, mediante los procedimientos establecidos.
• Que se extienda un certificado acreditativo de su estado de salud.
• Conocer el nombre y la función de los profesionales que le atienden.
• A presentar reclamaciones y sugerencias y a recibir respuesta en los plazos establecidos.

Deberes

• Cumplir las prescripciones generales en materia de salud, así como las de los servicios sanitarios, conforme a lo establecido.
• Mantener el debido respeto a las normas establecidas en el centro, así como al personal que presta sus servicios en el mismo, a los otros enfermos y a sus acompañantes.
• Cuidar las instalaciones y colaborar en su mantenimiento.
• Firmar, en caso de negarse a las actuaciones sanitarias, el documento pertinente en el que quedará expresado con claridad que el paciente ha quedado suficientemente informado y que rechaza el tratamiento sugerido.